Conoce la razón por la que el reciente abuso de datos de Facebook es importante.

Cambridge Analytica,  empresa líder en minería de datos, utilizó una aplicación de prueba para analizar datos como las identidades de los usuarios, sus redes de amigos y los “me gusta” de millones de usuarios de Facebook.

Inadvertidamente, los usuarios dieron su consentimiento al aceptar las condiciones del usuario en la aplicación. Posteriormente, la compañía utilizó esos datos para crear anuncios políticos específicos para la campaña política de Donald Trump , informa el New York Times, que realizó la investigación junto con  The Observer .

Facebook es la cara más visible de todo éste conflicto y que ahora, debe enfrentar las críticas a su sistema de privacidad y el golpe a la confianza tras revelarse como son tratados los  datos de los usuarios.

¿Por qué Cambridge Analytica pudo rastrear ésta información?

Los usuarios de Facebook que descargaron la aplicación de  “data scraping” o raspado de datos, thisisyourdigitallife, dieron su consentimiento técnico para extraer o raspar sus datos.

Cuando descargamos una nueva aplicación o nos registramos en un sitio de redes sociales, pocas ocasiones leemos los acuerdos de usuario.

Los términos de servicio de Facebook permitían que las aplicaciones accedieran a  los  datos de amigos, así como a los del propio usuario.  Lo que significa que cualquier aplicación que utilizara Facebook en ese momento podría haber accedido a la misma cantidad de datos que Cambridge Analytica, aunque aún no está claro si otras aplicaciones lo hicieron.

Los ejecutivos de Facebook han afirmado que : “Todos los involucrados dieron su consentimiento”, como dijo el vicepresidente y consejero general adjunto, Paul Grewal. Pero eso es evidentemente falso. El consentimiento, por naturaleza, debe ser informado para que las personas realmente lo den.

¿Qué hizo Cambridge Analytica con los datos?

Utilizó esta información para crear herramientas de creación de perfiles, que luego se utilizaron para orientar anuncios políticos a los rasgos de personalidad de los usuarios. Al hacerlo, muchos informes de noticias o publicaciones beneficiaban a Donald Trump, así fue como se gestó parte de su campaña digital.

El tipo de datos que la aplicación estaba recopilando fue utilizado por muchos otros terceros. Es increíblemente valioso para los anunciantes, pueden explotar la información de los usuarios para dirigir su comercialización a nivel individual. 

Toda esta recopilación de datos de alta tecnología es en nombre de un objetivo: Hacer que los consumidores compren un producto.

Regulaciones del gobierno

Legisladores a nivel mundial han presionado para que los gobiernos intervengan. En una revisión reciente,  el  New York Times  descubrió  que, en los últimos cinco años, más de 50 países han aprobado leyes que buscan regular cómo las personas usan y están protegidos de los sitios web.

En mayo, la Unión Europea (UE) implementará nuevas reglamentaciones que garantizarán a los usuarios comprender cuándo se recopilan sus datos. El  Reglamento General de Protección de Datos , o GDPR, obliga a empresas a identificar qué datos están recopilando y por qué se recopilan, permitiendo a los consumidores acceder y controlar esos datos. 

Estados Unidos sigue siendo uno de los pocos países líderes en el mundo que no cuenta con tal legislación. El año pasado, el Congreso anuló una ley que habría impedido a los proveedores de servicios de Internet (ISP) vender datos sin el consentimiento de los usuarios. Los legisladores se han resistido a tomar medidas contra Silicon Valley; en términos generales, quienes se oponen a dicha regulación afirman que estas regulaciones obstaculizan la innovación.

Pero eso no significa que los estadounidenses serán las únicas personas en el mundo con sus datos en juego. A medida que las nuevas leyes de la UE entran en vigencia, Facebook lanza un nuevo “panel de privacidad” que ayudará a los usuarios de todo el mundo a ejercer un mejor control sobre su configuración de privacidad.

Es posible que Cambridge Analytica sea la empresa más reciente que aprovecha los datos que los usuarios transfieren involuntariamente a los sitios de redes sociales, pero probablemente no será el último. No se sabe cuántas aplicaciones han estado haciendo lo mismo. Sus roles pueden aparecer en el futuro o podrían permanecer en secreto.

Las consecuencias para Facebook.

El Parlamento Británico cita a Mark Zuckerberg para explicar ante el Comité de Cultura Digital, Medios y Deportes, las acusaciones que ha recibido.

La fiscal general de Massachusetts, Maura Healey, comenzó una investigación en contra de la red social y Cambridge Analytica, con el fin de que las organizaciones repondan a la ciudadanía y a los 50 millones de usuarios vulnerados durante la operación.

Fuente: Futurism