Otsuka Pharmaceutical ha presentado una píldora electrónica para rastrear el cumplimiento del paciente.

La aprobación de la FDA en noviembre de 2017 de la píldora Abilify MyCite evoluciona la formulación médica; los pacientes y los médicos pronto tendrán la capacidad de conectar y dar seguimiento de tratamientos a través de dispositivos personales.

The Atlantic ha informado que los costos asociados por no tomar medicamentos recetados se estiman entre $ 100 a $ 289 mil millones de dólares anuales en Estados Unidos. Los pacientes que no pueden cumplir con sus fórmulas son el objetivo de la nueva tecnología.

Fuente: Healthtecho2o

Otsuka Pharmaceutical se une con Proteus Digital Health para desarrollar la píldora digital que funciona a través de un sensor. La medicación puede usarse en pacientes diagnosticados con esquizofrenia, transtorno bipolar y depresión.

El medicamento aripiprazol es un tratamiento estándar de los trastornos anteriores. La fusión del medicamento con la tecnología del sensor, servirá como una herramienta para mitigar el inadecuado cumplimiento de la formulación médica del paciente.

Cada píldora está integrada con un Marcador de Eventos Ingeribles (IEM), responsable de registrar los datos de cumplimiento. Para una función completa, el sensor está conectado de forma remota a la app MyCite, los datos almacenados incluyen niveles de actividad y estados de ánimo auto informados, que pueden compartirse en portales de proveedores de servicios de salud con previa autorización.

Fuente: 

David Chouraqui / Healthtecho2o